• Santa Beatriz




  • TODA HERMOSA ERES, MARÍA

  • Fraternidad Federal

    Federación

    Santa María de Guadalupe

  • Orden de la Inmaculada Concepción

    Federación

    Santa María de Guadalupe

  • Orden de la Inmaculada Concepción

    Federación

    Santa María de Guadalupe

  • Orden de la Inmaculada Concepción

    Federación

    Santa María de Guadalupe

  • Orden de la Inmaculada Concepción

    Federación

    Santa María de Guadalupe

  • OICfederal

Jueves santo

Os ofrecemos algunos materiales para la liturgia en la noche del jueves santo. Ver EN CAMINO>>MATERIALES

Meriendas divinas


Probablemente el título os parecerá un poco extraño. Más extraño aún en la recta final de la cuaresma y a las puertas de la celebración del memorial de la muerte y resurrección del Señor en el Triduo Pascual. Si quisiéramos poner palabras claves a estos cuarenta días, hablaríamos de conversión, oración, ayuno, limosna, penitencia... Pues bien, lo de meriendas divinas no es mío. Era el “asunto” de una petición que recibimos a través del correo electrónico.
Habíamos conocido a Cristina Duque en el mes de enero. En una conversación telefónica, nos pedía alojamiento durante un fin de semana, para una chica que, en circunstancias poco favorables, había decidido proseguir su embarazo. Ella tenía plaza en una casa religiosa de acogida, pero no podía incorporarse hasta el lunes. Posteriormente Cristina vino a vernos para hablarnos de la labor que realiza con mujeres que, dejando a un lado la posibilidad de abortar, afrontan su embarazo en la mayoría de los casos, no precisamente deseado. Nos pareció percibir que se dedica a la relación de ayuda integral a estas mujeres desde su experiencia cristiana, de manera vocacional, totalmente altruista.
La propuesta que nos hizo fue organizar una merienda a la que asistieran algunas mujeres embarazadas o ya con sus bebés, acompañadas de quienes quisieran. Así lo hicimos. Asistieron también algunos miembros de la Fundación y otras personas que ayudan a Cristina a título personal. Después de la merienda hubo un pequeño espacio para la presentación del grupo, para hablar de cómo nosotras también podemos tener entrañas maternas a pesar de no ser madres biológicamente, para un canto en suahili de nuestras hermanas de Kenia y para una sesión de “risoterapia”. A nosotras nos ha permitido conocer un poco más de cerca esta realidad. Al  finalizar el encuentro, todos fueron a nuestra Iglesia para presentar a los más pequeños a la Virgen del Socorro. Pedimos para que todas y todos experimenten su protección maternal continua en su vivir diario.

 Hna. Inmaculada Romero. Monasterio de Sta. Mª del Socorro.

La cruz de la JMJ en el Monasterio de Sta. María de la Piedad, Cádiz


El día 25 de Marzo  llegó a nuestra  Diócesis de Cádiz y Ceuta la cruz de la Jornada Mundial de los jóvenes con el Icono de María. Después de desembarcar en el muelle de Cádiz, ante la presencia de una multitud de gente y ser recibida por nuestro querido Obispo D. Antonio Ceballos Atienza se dirigió a la catedral donde se celebró  un primer encuentro.
A las 12,30 de la noche llegó a nuestra Iglesia. Todas esperábamos con ilusión ese momento y  fue muy emotivo, casi no lo podíamos creer, por fin la cruz y el icono estaban con nosotras, fue un regalo caído del cielo. Nos acercamos al final de la Iglesia para recibirla y las  cuatro hermanas más jóvenes de la comunidad ayudamos a transportarla hasta su lugar correspondiente. Pudimos abrazar esa cruz que ha recorrido tantos sitios y ha sido contemplada y adorada por mucha gente, sobre todo por los jóvenes. Después nos acercamos a recoger el icono de María, que ya entraba por las puertas del templo.
Se expuso el Santísimo y la Madre Abadesa dirigió unas palabras de bienvenida a todos los asistentes. Entre otras cosas recordó  que nuestra Orden está celebrando los 500 años de la aprobación de la Regla por  el Papa Julio II y que por lo tanto, para nosotras era motivo de doble alegría.
La cruz llegó en procesión desde la catedral acompañada por un grupo de más de 200 jóvenes y la Iglesia se llenó  al completo.  La noche transcurrió con turnos de vela en adoración. Comenzamos las hermanas de Comunidad y mas tarde nos siguieron  diferentes grupos eclesiales: Cursillos de cristiandad, Servitas, Camino neocatecumenal y  Renovación carismática.
Así transcurrió la noche hasta las 7 de la mañana, momento en el que despedimos   la Cruz y el Icono que debían continuar su recorrido por la ciudad según el programa de actos preparado. Nos quedamos sin su presencia física, pero a la vez con un  buen sabor por la visita y dando gracias a Dios por todo lo que nos había regalado. Pudimos comprobar una vez más, que EN LA CRUZ ESTÁ LA VIDA.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR