2ª semana, curso de verano

Comenzamos la segunda semana con la expectación propia de aquellas que viven en búsqueda, esperando el comienzo del nuevo tema del curso: Sagrada Escritura y en concreto los Evangelios, un tema siempre interesante e indiscutible en nuestro programa de formación inicial.

Nos pusimos en marcha de la mano de Fr. Alfonso García Araya, hermano franciscano, Vicario de la Provincia Bética, profesor en el CET de Sevilla y actual Comisario de Tierra santa entre muchos otros servicios.

Conocido ya del año anterior por el grupo, fue recibido con calurosos cantos de bienvenida que agradeció sencillamente. Después de subrayar la importancia de la Palabra en nuestra vida como alimento para sostener y fundamentar nuestra vocación-fe; Fr. Alfonso nos introdujo en el estudio de los evangelios: qué significa la palabra evangelio, cómo se formaron, porqué se escribieron, y las características especificas de cada uno de ellos, centrándose especialmente en los  Evangelios de Marcos y Juan.
La lectura de algunos extractos de la exhortación “Verbum Domini” del Papa Benedicto ha ido ayudando a profundizar y valorar el estudio de la Palabra.

Vamos intercambiando cantos y poniendo en común nuestros talentos litúrgicos, laudes, vísperas, himnos y cánticos inspirados. Todo es acogido ya sea con el saber de la mas experimentada organista, ya con los titubeos de las principiantes. Las guitarras todavía andan guardadas en sus correspondientes fundas a la espera de una mano o un oído afinador, los tambores y sonajas han tomado su lugar, vaya que sí.

Continuar leyendo

Programa sobre la Orden de la Inmaculada Concepción en al Televisión portuguesa

La Televisión portuguesa ha emitido hace una semana un programa dedicado a la Orden de la Inmaculada Concepción con ocasión del V Centenario de la aprobación de la Regla.  Como sabeis,  en Portugal la Federación  Betica cuenta con dos monasterios, uno en  Campo Maior y otro en  Viseu, y el próximo mes de Octubre en Fatima, tendrá lugar un Congreso Internacional dedicado exclusivamente a la Orden.  Este evento singular  se prepara en el pais vecino con verdadero interés y esmero, la Orden y en concreto Santa Beatriz de Silva, portuguesa de nacimiento,  ha suscitado desde siempre mucha devoción y piedad en su pais.

Adoración de la cruz

   La cruz gloriosa del Señor Resucitado,
  Es el árbol de la salvación;
De él yo me nutro, en él me deleito,
En sus raíces crezco,
en sus ramas yo me extiendo.

Su rocío me da fuerza,
Su Espíritu como brisa me fecunda;
A su sombra he puesto yo mi tienda;
En el hambre es la comida,
en la sed el agua viva,
en la desnudez es mi vestido.
Angosto sendero, mi puerta estrecha,
Escala de Jacob, lecho de amor
donde nos ha desposado el Señor.

En el temor es mi defensa,
En el tropiezo me da fuerzas,
En la victoria la corona,
en la lucha ella es mi premio.
Árbol de vida eterna,
Misterio del universo.
Columna de la tierra,
tu cima toca el cielo
 y en tus brazos abiertos
                                                               brilla el amor de Dios.

 

Jueves santo

Os ofrecemos algunos materiales para la liturgia en la noche del jueves santo. Ver EN CAMINO>>MATERIALES

¡¡CRISTO HA RESUCITADO, ALELUYA ALELUYA!!

 

                           Ofrezcan los cristianos
                           ofrendas de alabanza 
                            a gloria de la Victima 
                           propicia de la Pascua.

Cordero sin pecado
que a las ovejas salva,
Dios y a los culpables
unió con nueva alianza.

                         Lucharon vida y muerte
                                en singular batalla,
                         y, muerto el que es la Vida,
                              triunfante se levanta.

«¿Qué has visto de camino,
María, en la mañana?»
«A mi Señor glorioso,
la tumba abandonada,

                              los ángeles testigos,
                                sudarios y mortaja.
                                 ¡Resucitó de veras
                             mi amor y mi esperanza!

Venid a Galilea,
allí el Señor aguarda;
allí veréis los suyos
la gloria de la Pascua. »

                               Primicia de los muertos,
                              Sabemos por tu gracia
                                 que estás resucitado;
                             la muerte en ti no manda

Rey vencedor, apiádate
de la miseria humana
y da a tus fieles parte en
tu victoria santa.

                        ¡¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!!

Cena del Señor

Esta es la tarde en la que celebramos la Cena del Señor, momento culminante en la vida de Jesús. El llegó a decir que había deseado intensamente que llegara este momento. Tarde en la que Jesús, antes de padecer, dio a sus discípulos las pruebas más hermosas de su amor.
Tarde de eucaristía y lavatorio de los pies, tarde de un Dios que se pone al servicio del hombre y se deja comer. Tarde para escuchar  sus palabras, captar sus gestos, acoger sus actitudes y seguirlas: “Lo  que  he hecho con vosotros hacedlo unos con otros”
Tarde que da paso a una noche de incomprensión, de traición, de negación. Dios amando y el hombre traicionando.

Meriendas divinas


Probablemente el título os parecerá un poco extraño. Más extraño aún en la recta final de la cuaresma y a las puertas de la celebración del memorial de la muerte y resurrección del Señor en el Triduo Pascual. Si quisiéramos poner palabras claves a estos cuarenta días, hablaríamos de conversión, oración, ayuno, limosna, penitencia... Pues bien, lo de meriendas divinas no es mío. Era el “asunto” de una petición que recibimos a través del correo electrónico.
Habíamos conocido a Cristina Duque en el mes de enero. En una conversación telefónica, nos pedía alojamiento durante un fin de semana, para una chica que, en circunstancias poco favorables, había decidido proseguir su embarazo. Ella tenía plaza en una casa religiosa de acogida, pero no podía incorporarse hasta el lunes. Posteriormente Cristina vino a vernos para hablarnos de la labor que realiza con mujeres que, dejando a un lado la posibilidad de abortar, afrontan su embarazo en la mayoría de los casos, no precisamente deseado. Nos pareció percibir que se dedica a la relación de ayuda integral a estas mujeres desde su experiencia cristiana, de manera vocacional, totalmente altruista.
La propuesta que nos hizo fue organizar una merienda a la que asistieran algunas mujeres embarazadas o ya con sus bebés, acompañadas de quienes quisieran. Así lo hicimos. Asistieron también algunos miembros de la Fundación y otras personas que ayudan a Cristina a título personal. Después de la merienda hubo un pequeño espacio para la presentación del grupo, para hablar de cómo nosotras también podemos tener entrañas maternas a pesar de no ser madres biológicamente, para un canto en suahili de nuestras hermanas de Kenia y para una sesión de “risoterapia”. A nosotras nos ha permitido conocer un poco más de cerca esta realidad. Al  finalizar el encuentro, todos fueron a nuestra Iglesia para presentar a los más pequeños a la Virgen del Socorro. Pedimos para que todas y todos experimenten su protección maternal continua en su vivir diario.

 Hna. Inmaculada Romero. Monasterio de Sta. Mª del Socorro.

1ª semana,Curso de Verano

Motivadas para amar en fraternidad

El domingo día 3 de junio, solemnidad de la Stma. Trinidad y día pro orantibus, fue también la cita de comienzo del curso de verano 2012 de la Federación.

Mas temprano que otras veces y cargadas con maletones repletos de “por si acasos”, llegaron a Mairena  las  novicias y profesas simples que forman el grupo de este año. Las primeras en llegar, las hermanas de Cuenca, en medio Montilla, Lebrija, el Puerto de Sta. María y Osuna; finalmente desde el Norte se unieron por la tarde las hermanas de Estella y Peñaranda de Duero. Entre las conocidas abrazos, saludos y risas por el reencuentro, las que asisten por primera vez aunque rezagadas al principio cogieron confianza enseguida y se unieron a las celebraciones de las veteranas.

 

En esta primera jornada el tiempo se dedicó a instalarse en las habitaciones y fraternizar con las hermanas. El paseo por la Casa era obligado para conocer las novedades: la Iglesia, la sala de clase, la biblioteca... Por la tarde M. Mª de la Cruz las reunió para manifestarles su bienvenida, darles el material, sentar las bases y los objetivos del curso y la formación que se iba a recibir. Además se trataron los asuntos propios de la organización, horarios y grupos.  Pulse la imagen para ver fotografías.

Continuar leyendo

Esperando con María

Conocía la noche de la fe, pero nunca creí que fuera tan profunda. NI una sola ventana con luz, solo creer, esperar, cerrar los ojos, entrar en la cuesta arriba. Sí, ayer, cuando la losa cayó tras de su cuerpo, nada de ángeles, nada de voces del Padre. Solo la noche y el sonar de los latigazos en los oídos y las carcajadas, y las blasfemias y las risas, el golpe final de la piedra cerrándose.


 ¡Qué lejos ahora lo de Belén y aún las pequeñas angustias de Nazaret cuando él se alejaba! Entonces ¿es esto ser aún madre? En la noche no hay nada. Solo la noche. Y la certeza de que el sol está al fondo y volverá mañana.


Pero, ¿Por qué se ha de salvar siempre con sangre? ¿Es que son tan hondos los pecados del hombre que sólo pueden borrarse con manos y frente desgarradas? No, no le hubierais reconocido ayer si le hubierais visto subir por la pendiente. Las madres sí; olemos a los hijos desde miles de kilómetros, porque no es verdad que salgan nunca de nosotras. Están fuera, caminan, lloran, triunfan, viven, pero no es verdad, siguen estando dentro. Ayer el calvario estaba mas en mi seno que en Jerusalén, clavaban dentro, martilleaban dentro.


Por eso no hubo nadie junto a él. Juan, Magdalena....todos estaban sin estar. Y hasta el Padre se fue y nos dejó solos.
Pero hubo algo más horrible todavía, algo que no he logrado entender, que acepto a ciegas, sólo porque él lo hizo: ¿Por qué no me miró?, ¿Porqué en los últimos minutos no se volvió hacia mí? Estábamos unidos, sí, pero los dos entramos solitarios en la muerte.

 

Continuar leyendo

Oración compartida

Como todos los años, al caer de la tarde del Domingo de Ramos, nos congregamos en un lugar propiamente preparada y ambientada para orar juntas y para compartir la Palabra. En torno a una cruz y a nuestra Santa Madre Beatriz, nos recogimos para escuchar al Señor que nos habla al corazón. A través de una monición y una breve reflexión, se nos invitaba a adentrarnos en la SEMANA SANTA, dispuestas para acompañar a Jesús en su camino al Calvario. Estamos con Él o no estamos, no hay lugar para medianerías.
  Tras cuarenta días de preparación, de conversión hacia la Pascua, nos metemos de lleno en la Semana Mayor, días de mucha profundidad, de un encuentro personal con nuestro Redentor que muere por puro amor, que se entrega hasta la muerte y una muerte de cruz.
 Este año, el Domingo de Ramos ha coincidido con nuestro día: el día 17 donde también de un modo especial, hacemos eco de Santa Beatriz y de nuestra Regla. Sabemos que uno de los amores de Beatriz fue la Pasión del Señor. Y nos preguntábamos: ¿Cómo vivía estos días? ¿Cómo los viviría hoy? Ojalá se nos conceda la gracia de vivirla como ella: con fervor y devoción, dedicando todo nuestro tiempo en la meditación de la Pasión, acompañando al Señor, ayudándole a llevar la cruz como el Cirineo, aliviándole la cruz a los más débiles… Así se expresaba cada una de nosotras y quedó patente el deseo que tenemos de vivir santamente la Semana Santa.

Hna.  Celestina Muthusi
Monasterio de Santa Ana

La cruz de la JMJ en el Monasterio de Sta. María de la Piedad, Cádiz


El día 25 de Marzo  llegó a nuestra  Diócesis de Cádiz y Ceuta la cruz de la Jornada Mundial de los jóvenes con el Icono de María. Después de desembarcar en el muelle de Cádiz, ante la presencia de una multitud de gente y ser recibida por nuestro querido Obispo D. Antonio Ceballos Atienza se dirigió a la catedral donde se celebró  un primer encuentro.
A las 12,30 de la noche llegó a nuestra Iglesia. Todas esperábamos con ilusión ese momento y  fue muy emotivo, casi no lo podíamos creer, por fin la cruz y el icono estaban con nosotras, fue un regalo caído del cielo. Nos acercamos al final de la Iglesia para recibirla y las  cuatro hermanas más jóvenes de la comunidad ayudamos a transportarla hasta su lugar correspondiente. Pudimos abrazar esa cruz que ha recorrido tantos sitios y ha sido contemplada y adorada por mucha gente, sobre todo por los jóvenes. Después nos acercamos a recoger el icono de María, que ya entraba por las puertas del templo.
Se expuso el Santísimo y la Madre Abadesa dirigió unas palabras de bienvenida a todos los asistentes. Entre otras cosas recordó  que nuestra Orden está celebrando los 500 años de la aprobación de la Regla por  el Papa Julio II y que por lo tanto, para nosotras era motivo de doble alegría.
La cruz llegó en procesión desde la catedral acompañada por un grupo de más de 200 jóvenes y la Iglesia se llenó  al completo.  La noche transcurrió con turnos de vela en adoración. Comenzamos las hermanas de Comunidad y mas tarde nos siguieron  diferentes grupos eclesiales: Cursillos de cristiandad, Servitas, Camino neocatecumenal y  Renovación carismática.
Así transcurrió la noche hasta las 7 de la mañana, momento en el que despedimos   la Cruz y el Icono que debían continuar su recorrido por la ciudad según el programa de actos preparado. Nos quedamos sin su presencia física, pero a la vez con un  buen sabor por la visita y dando gracias a Dios por todo lo que nos había regalado. Pudimos comprobar una vez más, que EN LA CRUZ ESTÁ LA VIDA.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR